Tu carrito

No hay productos en tu carrito

Galletas de linaza

 

¿Sabías qué las semillas de linaza te pueden ayudar a mejorar tu digestión,  a reducir el colesterol, tus los antojos de azúcar, equilibrar tus hormonas y promover la pérdida de peso? Y lo mejor de todo es que son muy altas en fibra y muy bajas en carbohidratos. 

La linaza es alta en fibra dietética, tanto soluble como insoluble, la que ayuda a regular la presión arterial y los niveles de glucosa en la sangre. La fibra insoluble, además de ayudar al movimiento intestinal, sirve de alimento a la flora bacteriana que ayuda a digerir los alimentos para la mejor absorción de nutrientes.

El ácido linoleico (Omega 3) contenido en la linaza es considerado un ácido graso esencial, debido a que no puede ser sintetizado desde otros alimentos por el cuerpo humano.

La mejor manera de consumirla es en su forma natural (semilla entera), ya que la fibra se encuentra principalmente en la cubierta de ésta. 

Consúmela agregando 3 cucharadas de linaza molida en el smoothie de la mañana, sumándolo a las recetas de repostería, agregándolo a la granola casera ó simplemente mézclalo con agua y bébelo licuado por la mañana. También puedes usarlo como sustituto vegano del huevo (1 cucharada de linaza molida + 3 cucharadas de agua por cada huevo). 

Esta receta de galletas de linaza es ideal para acompañar todas tus botanas, además de que es muy fácil de preparar: 

 

Ingredientes:
- 1 taza de linaza
- 3/4  cucharadita de sal
- 1/4 cucharadita de ajo molido
- 1/4 cucharadita de cebolla molida
- 1 pizca de pimienta cayena

Preparación:

  • Agrega una taza de linaza y una taza de agua fría en un bowl. 
  • Agrega las especias y mezcla muy bien. 
  • Una vez que este todo mezclado tapa el bowl (Puede ser con una envoltura ecológica) y déjalo en el refrigerador toda la noche. 
  • Una vez que la linaza absorba toda el agua, transfiere la mezcla a una charola para hornear aplanándola lo más que puedas. (Utiliza un tapete de silicon para evitar que se peguen on engrase previamente)
  • Hornea a una temperatura baja por 2-3 horas
  • Una vez listas córtalas del tamaño que más te convenga y disfrútalas. 

Encuentra el kit completo para prepararlas en tu casa aquí