Tu carrito

No hay productos en tu carrito

5 básicos para preparar un lunch saludable para niños

¿Sabías que el lunch es una comida fundamental para el buen desempeño infantil? El lunch es una comida que no debe pasar desapercibida, al contrario, se debe poner atención en que sea saludable, natural y balanceado para que los niños logren mejorar su desempeño físico y mental. 

El lunch representa sólo el 10% de las calorías que los niños consumen en un día y su función principal es la de proveer energía a media mañana para que los niños estudien y aprendan. 

Ya que la alimentación juega un papel fundamental para que los niños tengan un rendimiento óptimo en la escuela y a veces las prisas nos hacen cometer errores, aquí te dejamos algunos puntos básicos para garantizar que el lunch de tus hijos sea saludable y nutritivo:

 

1. Nunca dejes que tus hijos salgan de tu casa sin un desayuno completo. Es importante que los niños salgan de casa con un desayuno completo. Hay que entender que aunque el lunch no sustituye al desayuno, es de vital importancia, ya que el no nutrir a tus hijos de la manera correcta puede afectar su desempeño escolar 

2. Es importante que sus lunchs y snacks sean variados, procura no repetir el mismo lunch en la semana. Cada alimento contiene nutrimentos distintos. La mayoría de los niños terminan por cansarse de lo mismo y regalan o tiran su lunch. 

3. Sus loncheras deben incluir las calorías necesarias,  No se trata de mandarle menos comida a tus hijos sino comida más saludable, ya que si no sólo lograras que se queden con apetito, ojo,  suficiente tampoco significa excederse. Sus loncheras deben siempre incluir frutas y verduras, así como un alimento hecho a base de cereales y rico en proteínas.

4. Cuida que tus hijos se estén hidratando de la manera correcta, algunas bebidas pueden exceder el consumo de calorías de su lunch. Para hidratar a tus hijos, es importante que siempre les mandes agua natural o agua de sabor sin azúcar añadida. 

5. Cuida la higiene de los alimentos no sólo al prepararlos, sino también al guardarlos para llevarlos al colegio. Los envases en los que los coloques deben mantener los alimentos frescos sin necesidad de refrigeración y libres de contaminación para evitar enfermedades.

Ya lo sabes, tómate unos minutos al día para preparar un lunch saludable que le aporte a tu pequeño todos los nutrientes necesarios.

Recuerda que no hay alimentos buenos ni malos, sino buenas o malas combinaciones, y que el exceso de cualquier grupo de alimentos se convierte en grasa y por eso tus hijos pueden estar subiendo de peso. 

x