Tu carrito

No hay productos en tu carrito

¡Polen para estar mejor!

Para muchos el valor nutricional del polen es un misterio. Sabemos de estos gránulos lo que nos explicaron en la escuela: que las abejas van de flor en flor, llevan el polen de unas a otras y así ayudan a que las plantitas se reproduzcan. Pero cuando se trata de los usos y beneficios que tiene el polen como alimento se conoce muy poco. El polen a granel que encontrarás en Estado Natural se forma cuando las abejas toman el polen para llevarlo a otro lugar, lo que quiere decir que contiene el néctar del polen y un poquito de saliva de abeja.

 



Para qué sirve
El polen de flores, también conocido como polen de abejas, sirve para un sinfín de cosas diferentes. Lo primero es que está lleno de micronutrientes que nos ayudan a mantener nuestra salud en buen estado, sobre todo el sistema inmunológico (o sea, las defensas); el sistema digestivo (así que si eres de estómago sensible, es para ti) y el sistema nervioso (buen estado de ánimo y menos estrés, ¡aquí vamos!). El consumo de polen nos da un buen nivel de energía natural, por lo que al consumirlo podemos sentirnos con más vitalidad pero sin llegar al punto de la taquicardia y la temblorina.

Bomba de vitaminas
El polen como alimento es muy poderoso por la cantidad de vitaminas que contiene; por eso está muy recomendado en las etapas de crecimiento. Tiene vitaminas A, B1, B2, B6, C, D, E y K. Es básicamente un coctel. Pero, además, un coctel alto en proteínas y con fibra. Todo esto hace que mejore la irrigación cerebral y nos ayuda a mejorar la capacidad intelectual.

Cómo se usa
Para niños lo ideal es consumir 1 o 2 cucharaditas de polen al día, y para adultos 2 o 3. Una de las formas más recomendables es consumir el polen con jugo de naranja recién exprimido, porque también contiene muchas enzimas y nutrientes. Nos gusta en los bowls de açaí o en los smoothies. Y le pueden dar un toque diferente a un avo toast; además de que es una bonita decoración. También se puede consumir solo, literalmente a cucharadas. Cuando el objetivo es subir las defensas, el polen con miel es una gran opción. Y si eres de bebidas calientitas ¡pruébalo en un té!

x

×
Welcome Newcomer