Chocolate - El alimento de los Dioses

En México, al año consumimos 750 gramos de Chocolate por persona. Este número parecería demasiado bajo y esto se debe a que al chocolate siempre se le han atribuído propiedades negativas como que genera obesidad y es causante de sobrepeso pero no necesariamente es así, en realidad el chocolate está lleno de virtudes, sólo hay que escoger el chocolate adecuado.

Los chocolates comerciales, preempacados e hiperprocesados no cuentan con casi ninguna propiedad nutrimental, sin embargo, el chocolate obscuro está lleno de nutrientes, es un excelente antioxidante y podemos comerlo sin culpa.

El chocolate obscuro está lleno de flavonoides y polifenoles aún en mayor cantidad que el vino tinto y el té. Estos antioxidantes ayudan a combatir los radicales libres que dañan a nuestro cuerpo causando, en el mejor de los casos, el envejecimiento, y en el peor, graves enfermedades. Estos flavonoides tienen un efecto muy positivo en la salud cardio-vascular ya que reducen la presión y mejoran la circulación sanguínea al corazón y al cerebro. También pueden reducir la viscocidad de las plaquetas reduciendo su habilidad para coagularse lo que reduce el riesgo de coágulos sanguíneos e infartos. Así mismo, al mejorar la circulación de sangre al cerebro, el chocolate con sus flavonoides, ayudan a mejorar la capacidad cognitiva y a reducir el riesgo de demencia senil y embolias.

En cuanto a su contenido nutrimental, el chocolate no sólo es alto en antioxidantes, también cuenta con un contenido importante de manganeso, cobre, hierro, magnesio, fósforo, potasio, zinc, ,vitamina K, selenio y calcio, todos importantísimos minerales para el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo. Esta combinación de elementos puede ayudar a mejorar la densidad ósea en personas mayores, reducir los efectos del síndrome premenstrual y mejorar la cicatrización de las heridas.

El chocolate ayuda a reducir los riesgos para el daño celular en la piel causados por exposición prolongada al sol pues al mejorar la irrigación sanguínea incrementando la densisdad e hidratación de la misma. Igualmente, ayuda con una sensación de bienestar en el cuerpo ya que entre otros componenete contiene feniletilamina que desencadena en el cerebro un estado de euforia y bienestar general, además de que estimula al sistema nervioso, lo que nos hace estar más alertas y activos.

Se debe buscar un chocolate que contenga un mínimo de 70% de cacao para ser considerado un chocolate obscuro y saludable. La dosis recomendada por los expertos para disfrutar de todos sus beneficios no debe exceder los 30 g al día, 4 veces a la semana.

Puedes disfrutarlo combinándolo con otros alimentos altos en nutrientes. Aquí te dejamos una facilísima receta para Fresas cubiertas en Chocolate semi amargo.

Ingredientes:

- 170 g de chocolate semi amargo.
- 500 g de fresas orgánicas con tallo.

Preparación:

  • Derretir el chocolate en un bowl a baño maría y revolver hasta que esté suave.
  • Retirar del fuego y dejar que se enfríe un poco.
  • Tomando la fresa por el tallo, introdúcela en el chocolate y deja escurrir el exceso en el bowl.
  • Colócalas para secar en una charola durante 30 minutos.
  • Puedes decorarlas espolvoreando un poco de coco rallado o chía antes de que sequen para darle un toque de color.
¡Disfrútalas!